viernes, 3 de junio de 2011

Pastel árabe de miel

La felicidad es compartir el propio placer con otra persona
Proverbio árabe

Copyright EWPG


Naranja, almendras y miel: un trozo de Al-Andalus en tu mesa.... Esta es una receta maravillosa, para un pastel único, sencillo, rápido. Es un fantástico postre -acompañado de una bola de helado de vainilla- o una delicia para servir en el desayuno o la merienda. Permite servir generosas porciones ... o pequeños triángulos para satisfacer el capricho de media mañana con una taza de café.

Este pastel de miel ha sido siempre uno de mis favoritos. Lo dejé de hacer tras un fracasado intento en el que salió un pequeño engendro -¿un pastelnstein?-. Desde entonces no lo había vuelto a hacer.

Pero ha venido P. Y. a visitarnos, después de tres años viviendo entre Estados Unidos, Liberia y Sierra Leona, en los que ha estado perdido escribiendo una tesis de ciencias políticas. Y como postre en la cena-debate que nos montamos, endulzamos nuestras inagotables preguntas -y sus detalladas informaciones- con este pastel de miel. Puedo deciros que P. Y. repitió, después de haber estado más de tres horas sentados a la mesa picoteando de numerosos y variados platos.

Y aprovecho que Whole Kitchen ha cumplido un año y lo celebra con un concurso de bizcochos para recrearme en la receta. Esta es mi primera contribución al "Concurso Aniversario" de Whole Kitchen.

Copyright EWPG

La receta procede del libro El Gran Libro de la Repostería, de la editorial Everest. Es un libro magnífico con recetas de distintas tradiciones europeas y mediterráneas, desde pasteles de Transilvania a la tarta Mazarin sueca, pasando por la respostería italiana, la francesa, alguna receta árabe y los famosos pasteles de fruta británicos. Siempre me han salido bien las recetas de este libro, y hay más de una en mi lista de pasteles frecuentes en las celebraciones.  

Es un bizcocho de cocción muy rápida: 25-30 minutos. Apenas tiene cuatro centímetros de altura, cobertura incluida. Sólo tiene una dificultad: descubrir el momento exacto en el que interrumpir brevemente el horneado para añadir la cobertura, de manera que los últimos minutos se cuezan pastel y cobertura juntos

Copyright EWPG

Ingredientes
3 huevos
125 gr. azúcar
1 sobre de azúcar vainillada
3 cucharadas nata líquida
75 gr. mantequilla derretida
150 gr. harina de respostería
8 gr. levadura en polvo

Método de elaboración

Engrasar y enharinar un molde desmontable de 26 cms. Calentar el horno a 180º.

Batir los huevos y el azúcar hasta que estén muy espumosos y muy claros de color. Deben doblar de volumen. Añadir la mantequilla derretida -templada, no caliente- y la nata. Seguir batiendo.

Tamizar la harina y la levadura sobre la mezcla.  Incorporarla de abajo arribacon suavidad. Verter en el molde.

Hornear 15 minutos. Abrir el horno y añadir la cobertura sobre el bizcocho medio-horneado. Hornear 10-15 minutos más. Sacar del horno. Dejar enfriar media hora antes de desmoldar.

Ingredientes Cobertura
100 gr. Mantequilla
80 gr. azúcar
80 gr. miel
2 cucharadas nata líquida
ralladura de una naranja
una cucharadita de canela en polvo
150 gr. de almendra laminada

Método de elaboración

Una vez que el bizcocho está en el horno, preparar la cobertura durante los 15 minutos de cocción inicial del bizcocho. Derretir a fuego lento la mantequilla y el azúcar en una cazuela. Añadir la miel,la nata, la ralladura de naranja. Cuando comience a hervir, añadir la canela y las almendras. Dejar que rompa de nuevo el hervor y cocer 1 minuto.

Añadir sobre el bizcocho a los 15 minutos de horneado. Hornera 10-15 minutos más el bizcocho con la cobertura.



Copyright EWPG
Trucos y Consejos 
  • La base de la cobertura es un caramelo hecho con la mantequilla, la nata, el azúcar y la miel. No llega a endurecer completamente por la presencia de la miel y la capacidad de absorber agua ambiental del azúcar.
  • La cobertura es deliciosa. Puede emplearse sobre magdalenas, cakes, muffins, cupcakes...
  • El momento más delicado es cuando se vierte la cobertura sobre el bizcocho. Si se hace demasiado pronto cuando el bizcocho no está aún medio cuajado, la cobertura se hundirá y mezclará. El bizcocho final estará rico, pero no tendrá una bonita presencia.
  • Hay que verter la cobertura cuando el bizcocho tenga ya asentada la estructura inicial y haya comenzado a dorarse la superficie.
  • Un pastel muy similar se puede encontar en el Sur de Portugal, en ciudades como Beja.




8 comentarios:

  1. Simplemente Delicioso.

    Muchas gracias por compartir tu receta.

    ResponderEliminar
  2. Vaya pinta tiene esta tarta! Es casi la una y no veas como ha despertado mi apetito... Creo que me voy corriendo a la cocina! Enhorabuena Circe

    ResponderEliminar
  3. Hola Circe!

    Tiene un aspecto delicioso. Qué pena que yo no tome trigo.
    Cuando puedas pásate por mi blog, lo estoy activando de nuevo.

    http://lolaarts.blogspot.com

    Un abrazo, Lola.

    ResponderEliminar
  4. madre mia que pinta tiene este bizcocho, besitos de cocina con catalina

    ResponderEliminar
  5. He visto tu link en el post de Whole Kitchen, y me ha llamado la atención muchísimo! me encanta la miel, la almendra y todo lo andalusí! mmmmm....debe estar riqúisimo!

    Lo probaré en casa fijo! :D
    PAtricia
    www.tartricia.com

    ResponderEliminar
  6. Guauuu, qué pinta, con lo que me gusta a mi la almendra.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Lo he preparado siguiendo todos los pasos y respetando las cantidadesa, pero el bizcocho por el medio quedo como un mazapan, sin pinta de bizcocho. De sabor expectacular!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada horno es diferente... prueba a cocerlo 5 minutos más antes de añadir la mezcla de almendras, miel y nata. Lo que me cuentas suena a que el centro estaba poco hecho antes de añadir la cobertura.

      Eliminar

Muchas gracias por tu contribución. Tu mensaje será publicado en breve, siempre que sea respetuoso con los demás y su contenido sea pertinente y relativo a la entrada.