viernes, 4 de marzo de 2011

¿Qué hacer con "un pedazo de pan"?

Cocinar con sobras es todo un arte
Hacer repostería con el pan asentado
es parte de la historia culinaria más antigua

Como el fin de semana pasado estuve fuera de casa, en previsión, dejé hecho bastante pan: pan inglés (tierno y algo dulce) y una hogaza redonda y grande con centeno y trigo (para que me tuvieran presente desde el desayuno). Y luego, Pepe (Pepekitchen) nos hizo traernos toda nuestra producción de panes planos... Así que entre unas cosas y otras, no he podido siguiera oler la harina de El Amasadero: teníamos tanto pan en casa estos días y tan variado... que no me dejaban encender el horno.

En fin, en mi relajación presente, yo tenía ganas, muchas ganas, de meterme en la cocina y disfrutar. Y por eso pensé que en lugar de hacer más pan, lo que tenía que hacer era "reconstruir" el que tenía y se estaba quedando "asentado" (esta es una expresión muy del Sur, no sé si se utiliza más allá de Andalucía). Así que decidí regalarnos el paladar con un postre -al final se ha convertido en nuestro desayuno hoy viernes- a base de pan. Y, además, lo he presentado para el "YeastSpotting" en el blog Wild Yeast en su sección de platos hechos con pan. 


Copyright EWPG


Toda la vida se han "reciclado" los restos de comida: el resto del puchero se convierte en "ropa vieja" o en croquetas; el resto del pescado (o de las espinacas) en una rica tortilla; un muslo de pollo guisado puede terminar en un revuelto o en una salsa para los macarrones .... y "un pedazo de pan" solitario y asentado es la base perfeta para un PUDDING. No sé cuál es la palabra tradicional española para este tipo de dulce (que no es tan dulce, por otro lado). Es un flan con pan, resumiría yo.

Y pensando especialmente en las niñas decidí hacer un PUDDING DE COLACAO. Tan sencillo, tan rápido, tan energético ...

Ingredientes
150 gr. pan asentado, troceado
500 ml. leche
75 gr. de azúcar
45 gr. de colacao
3 huevos

Método de elaboración
Se baña el pan en la leche y se deja reposar, para que embeba bien. En este caso utilicé un resto del pan de leche inglés, cuya receta ya he publicado. En realidad, es un pan al 65% de hidratación, en el que se sustituye el agua por leche, añadiendo 15 gramos de azúcar a la masa. Pero puede utilizarse cualquier resto de pan, integral, enriquecido o blanco. El sabor y la textura final variará ligeramente, tan sólo.

Se añaden los demás ingredientes y se pasan por la batidora, para que quede una masa muy fina y sin grumos.

Se vierte en una flanera, en este caso de un litro (10 cms de diámetro en la base, 16 cms. en la boca y 10cm de altura), y se cuece al baño María entre una hora y media y dos horas. Se deja enfriar y se mete en la nevera varias horas.


Copyright EWPG

Trucos y consejos
  • Sin el colacao, esta receta es una buena base para cualquier otro pudding. Basta añadir fruta seca picada (pasas, dátiles, orejones, etc).
  • Puede sustituirse parte de la leche (unos 50 ml) por ron, coñac, cointreau para remojar la fruta seca previamente.
  • Puede (debe, casi) caramelizarse el molde, para que se desmolde bien el flan-pudding. En caso contrario se pega un poco a la base.
  • Si se hace en molde de corona, puede adornarse con fruta picada, nata... y es un postre de fiesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tu contribución. Tu mensaje será publicado en breve, siempre que sea respetuoso con los demás y su contenido sea pertinente y relativo a la entrada.