miércoles, 29 de febrero de 2012

Barritas de almendra y limón

Lemon Cheese Bars
del Best-Ever Cookie Book

Copyright EWPG

La cosecha de limones de este año ha sido muy abundante. Sigo buscando recetas donde "invertirlos". Y esta ha sido una de ellas: una delicia. Bueno, muchas delicias, porque han salido muchas pequeñas barritas dulces.

La receta original está pensada para molde cuadrado de 23 cms de lado. Yo las preparé en un molde de 23x30 cms., por lo que quedaron mucho más finas de lo que deberían. Ello nos permitió cortarlas con cortadores de galletas de distintas formas, después de horneadas y frías. Algunas las cortamos en forma de corazón. Espolvoreadas con azúcar glas fueron el regalo amoroso de la semana para una de mis tías que ha pasado una gripe tremenda esos días.


Además, la receta estaba pensada para hacerla con nueces. Una vez más, cambié los ingredientes y las hice con almendras en trocitos pequeños. Y dado que la almendra es por sí muy aromática, sustituí la mantequilla de la receta original por aceite de girasol. Estoy convencida de que si, además, hubiera sustituido la harina blanca por integral, nadie se habría dado cuenta.

Y por último, esta receta esta pensada para un molde de 22x22cms. En este caso lo hice en un molde rectangular de 28x23 cms. y quedaron excesivamente finas las capas. De hecho, la receta original reserva parte de la masa de galletas para espolvorearla como cobertura (crumble). Como mel molde era mayor, decidí utilizar toda la masa como base de galleta y que no llevaran topping sobre la crema de queso y limón. Al servir simplemente las espolvorée con azúzar glas (con canela también podrían estar deliciosas).


Ingredientes
115 gr. harina blanca
50 gr. almendras o nueces en trozos muy pequeños
75 gr. azúcar moreno
75 gr. aceite de girasol (o mantequilla)
corteza rallada y zumo de 1 limón
200 gr. de queso crema
50 gr. azúcar blanca
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 huevo

Método de elaboración
Calentar el horno a 180º.

Mezclar en un cuenco la harina, las almendras, el azúcar y el aceite de girasol. Dejar reposar un rato para los ingredientes se integren bien.

Forrar un molde rectangular con papel de hornear. Verter la masa de galleta y extenderla de manera homogénea.

Copyright EWPG

El método más sencillo es utilizar un rodillo pequeño y un trozo de film transparente entre el rodillo y la masa, de manera que no se pega esta al rodillo.

Copyright EWPG

Hornear durante 10-15 minutos la base. Debe tostarse muy ligeramente por los bordes.

Mientras tanto y en otro cuenco, batir el queso crema, el azúcar blanca, la ralladura y zumo de limón, la esencia de vainilla y el huevo.

Copyright EWPG

Cuando esté cocida la base, sacarla del horno y verter por encima la mezcla de queso, limón, huevo y azúcar.

Copyright EWPG

Llevar nuevamente al horno 15-20 minutos, hasta que esté bien cuajada la crema. Basta pincharla con una aguja: si sale limpia es que está a punto.

Copyright EWPG

Desmoldar tras cinco minutos de reposo, y dejar enfriar totalmente antes de cortar. Puede cortarse en pequeños cuadrados o rectángulos o sacar formas con cortadores de galletas.

Para una mejor presentación se pueden espolvorear con azúcar glas, canela o incluso chocolate en polvo. También puede recubrirse de gelatina o mermelada (fresa, albaricoque  o melocotón, por ejemplo).

5 comentarios:

  1. Una pinta buenísima y súper bien explicado.

    besos

    ResponderEliminar
  2. Quien pudiera probarlo, ha de estar muy rico...besos

    ResponderEliminar
  3. Me encanta todo lo que lleve limón y en formato de barrita más.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu contribución. Tu mensaje será publicado en breve, siempre que sea respetuoso con los demás y su contenido sea pertinente y relativo a la entrada.