domingo, 28 de octubre de 2012

Un rincón lleno de sueños

Un hombre que no se alimenta de sus sueños envejece pronto
William Shakespeare (1564-1616)

Copyright EWPG

Con mucho cariño, mucha ilusión y muy pocos medios, Bruno y Nayra están persiguiendo un sueño. Y por cosas de la vida, he tenido la oportunidad de entrar y participar en el sueño, durante un ratito. Y ahora vengo a contároslo.

Sin duda, están llenos de energía, rodeados de un buen ambiente en el caso histórico... Se han ganado la amistad de los puestos circundantes en el mercado: vendedores de fruta y verdura, de pescado, de carnes, ... que llevan años instalados en la calle Feria (Sevilla). Y como ellos, otros jóvenes emprendedores buscan su hueco: hay quien prepara pasta fresca (¡qué rica la pasta de menta y chocolate que compré) y otras delicatessen artesanas. Es un entorno acogedor y a la vez difícil.

Copyright EWPG

Es un barrio del casco histórico donde conviven de forma natural una población de edad avanzada, estudiantes de intercambio, muchos extranjeros de paso por la ciudad y una población joven de mentalidad abierta y alternativa.

Con todos ellos hablaban Nayra y Bruno: se cruzaban saludos en inglés, francés, castellano, catalán y el más cerrado andaluz para vender sus panes artesanos a propios y extraños, vecinas de setenta y muchos años que tiraban de sus carritos diarios de la compra, guiris mochileros, parejas de media edad y jóvenes en bicicleta recién instalados en la ciudad.

Y todo el que probaba alguna de las piezas de pan que ofrecían en degustación se llevaba uno -o varios-, A precios más que razonables, con una producción pequeña -¡que da para sobrevivir y seguir trabajando cada día!, decían- y en muy pocos metros cuadrados están haciendo un trabajo que mejora con el paso de las semanas.

Llevan abiertos algo menos de dos meses y algún sábado ha llegado a quedarse sin pan a la hora de haber abierto... Pero es difícil producir a mayor escala en apenas 9 metros cuadrados, sin amasadora, con un horno poco más grande que el de mi casa y tan sólo una nevera y una cámara de temperatura controlada del tamaño de una lavadora. Y todo fermentado lentamente con masa madre (excepto las baguettes, que llevan levadura).


Al fondo, detrás de Bruno, puede verse el horno con el que trabajan.
Debajo, la cámara.

Copyright EWPG


La variedad de panes, a pesar de las limitaciones, era todo un placer para los sentidos.

Panes de centeno, lino y semillas (horneados y esperando turno para el horno):


Ciabbatas (luego sacarían del horno una remesa con semillas de amapola):

Copyright EWPG

Panes rellenos de manzana, que vi preparar, pero no pude oler tras su horneado:


 

Hogazas de pan de masa madre:



Baguettes finas y crujientes:

Copyright EWPG

Y aunque cometí el desliz de no fotografiarlo, delicioso bizcocho de chocolate y MM con una receta que, sorprendentemente, procede de este mismo blog. Gracias, Bruno, por la confianza.

No deja de sorprenderme el esfuerzo que supone hacer pan profesionalmente a esta escala: amasando cada kg a mano, sin un horno verdaderamente profesional, en un espacio más reducido que el de mi propia cocina... Y consigue salir adelante cada día con una sonrisa grande en la cara, cubriendo sus costes, haciendo un pan digno que mejorar de semana en semana, desafiando a las dificultades (retrasos de proveedores, falta de espacio, irregularidad de la clientela...).

Es indudable que sólo están al principio de un camino. Pero es el camino que les permite vivir la vida a su manera, menos convencional, más satisfactoria, artesana, sincera, humana, en escala de barrio, con la entrega de la buena vecindad, saludando a cada cual en su idioma y ofreciendo a cada quien una variedad del pan nuestro de cada día.

Espero que tengan mucha suerte. Aún les queda por aprender y experimentar, por sofocarse y superar problemas -qué negocio no los tiene, no hay vida idílica-, ... pero ya se han puesto en marcha y tienen energía e ilusión para hacer panes como este que disfruté yo en casa con los míos.


Copyright EWPG

¡No dejeis de visitar su blog!

18 comentarios:

  1. Tienen una pinta buenísima esos panes.
    besos,

    ResponderEliminar
  2. Querer es poder!!,desde valencia mucho ánimo y suerte.

    ResponderEliminar
  3. Que buen aspecto...me encantaría probarlos todos...besos

    ResponderEliminar
  4. asi se sale adelante....trabajando con ilusion

    ResponderEliminar
  5. asi se sale adelante....trabajando con ilusion

    ResponderEliminar
  6. Alberto (ogiatalabea,blogspot.com)29 de octubre de 2012, 17:56

    Orgásmicos!!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Es sorprendente la tarea que hacen estos chicos en un espacio tan reducido. Y el pan tiene un aspecto impresionante. Mis felicitaciones.

    Muchas gracias, soy Circe, por esta crónica tan bonita.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Ole mi hermanichto!! Orgulloso me tiene ^^

    ResponderEliminar
  9. os dejo a mis 3 peques ahi y os quiebran el negocio les encanta el pan y con esa pinta seguro que no quedaban ni las migas .mucho animo para seguir con vuestro negocio que conociendo a nayra seguro que sera todo un EXITO.

    ResponderEliminar
  10. A por todas Bruno & Nayra!!! :)

    ResponderEliminar
  11. Aunque tengais momentos de bajeza estais cumpliendo un sueño.
    Animo chicos porque es impresionante lo que haceis

    ResponderEliminar
  12. Aunque los inicios son muy duros, estais cumpliendo un sueño.
    Animo chicos porque lo que haceis es impresionante.

    ResponderEliminar
  13. Aunque tengais momentos de bajeza estais cumpliendo un sueño.
    Animo chicos porque es impresionante lo que haceis

    ResponderEliminar
  14. Que pintorra y que ganas de comer pan que me han entrado!!!!!! Un beso enorme a Nayra y Bruno y mucho ánimo con este proyecto tan bonito que acabais de emprender!!! Felicidades!!! Carmina

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu contribución. Tu mensaje será publicado en breve, siempre que sea respetuoso con los demás y su contenido sea pertinente y relativo a la entrada.